Funerarias en el punto de mira de las aseguradoras

  • TOP EMPRESAS

  • Por interdigital
    Jul 27, 2015

    El pasado 21 de julio, el diario Expansión publicacba un artículo en el que explicaba que las grandes aseguradoras valoran cada vez con más intensidad dar un nuevo impulso a la adquisición de empresas de servicios funerarios. Tanto, que los planteamientos tácticos están empezando a cobrar cuerpo alrededor de proyectos concretos, explican fuentes del mercado.

    El interés de las compañías de seguros que operan el ramo de decesos por estos proveedores responde a un intento de evitar que sean atraídos por otro tipo de inversores, procedentes del capital riesgo, y que eso acabe derivando en una aglutinación de la industria capaz de alterar las condiciones que ahora rigen la conexión con estas empresas.

    Si un fondo de private equity acometiera un proceso de concentración de funerarias, «contaría con más capacidad para revisar las tarifas al alza y eso tendría consecuencias directas no positivas sobre la rentabilidad de las aseguradoras, que canalizan la prestación de estos servicios a través de las pólizas de decesos», añade. Esta situación hipotética no es tan difícil de concebir. De hecho, solo hay que girar la vista hacia el ramo de salud.

    La irrupción del fondo CVC, propietario del grupo hospitalario IDC Salud, ha cambiado la relación de fuerzas dentro de la industria de la sanidad privada. IDC Salud nació después de que el gigante del capital riesgo comprara en 2011 el negocio español de la sueca Capio. El año pasado, adquirió Quirón -el otro rival de calado en el sector- al fondo británico Doughty Hanson, dando un golpe de efecto definitivo. "La integración permitirá hablar de igual a igual con el sector asegurador y pactar con él condiciones a largo plazo que ahora no son posibles", apuntaba la consejera delegada de Quirón, María Cordón, después de anunciarse la operación.

    Con esta experiencia en la retina, el seguro español estaría tratando de adelantarse y garantizarse mayor control del sector funerario vía nuevas compras. Son varias las compañías aseguradoras que buscan activos con esa intención, incluso "han contratado asesores", afirman desde el mercado. Algunas ya son dueñas de empresas funerarias, pero el objetivo es ganar peso avanzando en un proceso de consolidación.

    Intento reciente Es el caso de Mapfre y Santalucía, dos de los grandes operadores del ramo de decesos. Mapfre tiene Funespaña y Santa Lucía, Albia. Pero ambas barajan seguir dando pasos para afianzar su posición en esta industria. El más reciente movimiento en esa dirección ha tenido como protagonista a Mémora, el grupo de servicios funerarios que pertenece a 3i desde 2008.

    Fuentes financieras afirman que las dos aseguradoras, por separado, han establecido contactos informales con el fondo de private equity para evaluar sus opciones de cara a hacerse con esta empresa de fuerte implantación en Cataluña y que es una de las pocas participadas españolas que aún conserva en cartera la entidad británica. Y tanto Mapfre como Santalucía han recibido un no por respuesta. "3i descarta la venta por ahora", agregan las mismas fuentes.

    Pese a no haber prosperado, el tanteo de Mapfre y Santalucía sobre 3i bien puede servir de botón de muestra de la corriente que está cociéndose en el seguro de decesos, reiteran las fuentes, que subrayan asimismo que éstas no son las únicas compañías que están analizando posibles compras: "Ocaso y Grupo Mutua Madrileña también integran el grupo de interesados", constatan.

    Fuente: Expansión (21/07/2015)