La sala multiconfesional del Tanatorio de Avilés permitirá realizar despedidas de cualquier credo

  • TOP EMPRESAS

  • Por Redacción1
    Feb 12, 2018

    El pasado jueves 8 de febrero fue solicitada la licencia de apertura de la nueva sala multiconfesional del Tanatorio de Avilés (Asturias), gestionado por Funeraria de Avilés, que entrará en funcionamiento tan pronto como el Ayuntamiento conceda dicho permiso, según informa el diario El Comercio. Tal como publicaba Revista Funeraria a finales de noviembre de 2017, estaba previsto que el nuevo velatorio y sala de despedidas estuviera operativo a partir de enero, tras cuatro años de trámites administrativos. 

    Las nuevas instalaciones permitirán llevar a cabo liturgias de cualquier religión en una sala con capacidad para 82 personas sentadas. Asimismo, se estima que registre alrededor de 550 usos al año. Para el gerente de la compañía, Alejandro Menéndez, el nuevo espacio brindará sobre todo comodidad, de manera que ofrecerá la posibilidad de realizar ceremonias religiosas o aconfesionales sin desplazamientos, gracias al diseño de la sala, carente de símbolos religiosos.

    Las obras han puesto el foco en la creación de la sala multiconfesional, pero también se han construido dos oficinas, actualmente en uso, una zona de exposición de féretros y urnas y tres baños, uno de ellos para discapacitados. Esta ampliación se ha proyectado sobre una explanada anexa al edificio principal, que posteriormente se ha unido al mismo, para permitir un fácil acceso a la nueva zona.

    Hasta ahora, el Tanatorio de Avilés, inaugurado el 20 de septiembre de 1996, disponía de 8 salas de velatorio, recepción, oficinas, floristería, cafetería, sala de autopsias,  dos hornos crematorios, una sala de exposición de ataúdes y un amplio aparcamiento. En total cuenta con una superficie aproximada de 18.000 m2.  A pesar de ser una empresa joven, Funeraria  de Avilés es heredera de la empresa Tanatorio de Avilés, fundada por Antonio Álvarez, con más de 40 años de experiencia en el sector funerario. Desde el 1 de enero de 2013, además de las tradicionales oficinas en Avilés y de las instalaciones del Tanatorio de Avilés, la compañía ampliaba su área de acción al incorporar el Tanatorio de Candás en el concejo de Carreño.