La Funeraria Municipal de Palma adquiere el 60% del tanatorio de Bon Sosec

  • TOP EMPRESAS

    A tu lado. Para tu tranquilidad

    Un líder al servicio de todos

    Una amplia oferta de ataúdes de madera, con la máxima calidad

    La mejor atención y asesoramiento a su servicio

    Un nuevo concepto en servicios funerarios

    Diferentes por cuidar de cada familia

  • Por revistafuneraria
    Abr 07, 2017

    La regidora de Función Pública y Gobierno Interior y presidenta de la Empresa Funeraria Municipal SA de Palma de Mallorca (EFMSA), Aurora Jhardi, y el gerente de la EFMSA, Jordi Vilà, detallaron el pasado 6 de abril la ejecución de la operación de compra del 60% del Bon Sosec por un importe de 986.169€.

    Con esta operación, que se formalizó el pasado 28 de febrero, se pretenden transformar las instalaciones del Bon Sosec en un ‘tanatorio metropolitano’ que dé servicio, además de a la población de Palma, a los residentes en Marratxí, Santa Maria, Llucmajor y Calvià.

    Jhardi ha explicado que quieren “poner orden en la gestión de futuro de este tanatorio”. Nuestra intención es convertir el Bon Sosec en un tanatorio metropolitano; ahora cumplía unas funciones subsidiarias y queremos convertirlo en un tanatorio de referencia para Palma y los pueblos colindantes”, ha señalado.

    Como consecuencia de esta operación, la EFMSA adquiere el 60% del edificio del tanatorio, el aparcamiento y una porción de terreno externa que no está destinada a usos de cementerio. Según Jhardi, "se trata de una operación coherente con la situación en la que la EFM se encontraba en el tanatorio, ya que, por una parte, algunas instalaciones comenzaban a quedar obsoletas y, por otra, no eran nuestras". El 40% restante del edificio es propiedad de la empresa funeraria Funespaña, que tiene limitada su actividad en el recinto, puesto que la EFMSA dispone de la exclusividad de los servicios. La regidora insistió en que el cementerio no es de la funeraria, aunque realiza en él los servicios de enterramiento y, según el contrato original, también tenía la exclusividad de la compraventa de sepulturas y debía ingresar un 15% por cada operación.

    Jhardi ha explicado también que con este paso se hace una apuesta clara por un equipamiento público. El gerente de la EFMSA, por su parte, ha explicado que esta operación tiene un doble interés: por un lado, racionalizar el coste y ahorrar 70.000 euros en 10 años y, por el otro, poder planificar inversiones en el Bon Sosec y hacer un plan de viabilidad para que esta instalación acontezca un tanatorio metropolitano. Vilà ha señalado que el hecho de ser propietarios de un 60% del recinto permitirá abaratar costes financieros y "programar inversiones a largo plazo", puesto que hasta ahora "sólo se habían hecho sobre necesidades concretas y sin genes de planificación".