Entrevista a Guillaume Fontaine, nuevo presidente de la EFFS

  • TOP EMPRESAS

  • Por Redacción1
    Mar 05, 2018

    Guillaume Fontaine es desde el pasado 5 de octubre el nuevo presidente de la Federación Europea de Servicios Funerarios (EFFS), elegido en Lisboa en el marco  de la decimoquinta Asamblea General Anual de la entidad. La revista i-nova, editada por Servilusa, empresa de servicios funerarios líder en Portugal y perteneciente al Grupo Mémora, publicaba en su nº 28 (Diciembre 2017) una entrevista al recién elegido presidente de la EFFS, la cual reproducimos a continuación.

    Para Guillaume Fontaine, el sector funerario necesita poder adaptarse al actual mundo cambiante y la EFFS tiene un papel clave que desempeñar en relación con las leyes europeas. En este sentido, la pre-necesidad, o la planificación funeraria en vida, es el futuro del negocio funerario.

    Hoy en día, ¿cómo deberían afrontar los profesionales del sector los servicios funerarios?

    Bien, de hecho, el sector funerario no ha cambiado mucho en las últimas décadas. Sin embargo, el mundo en el que vivimos está en constante cambio y necesitamos ser capaces de enfrentar esta realidad y adaptar nuestra empresa al entorno y al modo en que vivimos. Hablo, por ejemplo, de un mundo cada vez más digital, del problema del impacto ambiental, de fusiones de compañías o de los cambios que han tenido lugar en las estructuras familiares actuales.

    Estos cambios de los que habla también se reflejan en la contratación de servicios a través de la pre-necesidad (planificación funeraria en vida). ¿Cuál es su experiencia con esta nueva manera de ver el servicio funerario?

    En mi opinión, la pre-necesidad es el futuro. Esta tendencia se manifiesta cada vez más, existen muchas personas que prefieren preparar y pagar su propio funeral, ya que no quieren agobiar a sus seres queridos con este tipo de gastos o preocupaciones.

    Esta tendencia a contratar un funeral en vida está muy extendida en países como Holanda, Inglaterra o Francia. ¿Cree que este modelo podría aplicarse en toda Europa?

    Sería lo ideal, pero creo que siempre será difícil contar con las mismas reglas en todos los países de la Unión Europea. Por lo tanto, hay que adaptar las buenas prácticas a la realidad de los distintos países, ya que sólo de esta manera garantizaremos una calidad global manteniendo la identidad nacional.

    ¿Qué cuestiones se deberían asegurar con este tipo de servicios?

    En primer lugar, la funeraria o el director funerario siempre debe cumplir con los compromisos establecidos y respetar la voluntad expresada por el cliente. Además, debería ofrecer un paquete económicamente seguro.

    ¿Cómo de importante es la EFFS para el sector funerario y sus asociaciones nacionales?

    Creo que la EFFS tiene un papel clave en relación con las leyes europeas que afectan a nuestro sector. Y es precisamente por esta razón que hemos empezado el proceso de revisión de la Norma Europea 15017 ‘Servicios funerarios – requisitos’, para demostrar a la Unión Europea que estamos comprometidos en conseguir un campo legislativo para los países europeos.

    ¿Cuál es su opinión sobre el trabajo realizado por la Associação Portuguesa do Sector Funerário (Asociación Portuguesa de Profesionales del Sector Funerario, APPSF)?

    Tenemos una excelente relación de trabajo con Paulo Carreira, presidente de la APPSF, que tiene una gran energía y que ha enriquecido la asociación de una manera muy positiva con su experiencia en el sector. Además, hemos tenido la oportunidad de ver que este mismo vigor y conocimiento se aplican en la forma de organizar los servicios funerarios en Portugal, que funcionan muy bien.