Casi la mitad de las familias españolas cuenta con un seguro de decesos

  • TOP EMPRESAS

    A tu lado. Para tu tranquilidad

    Un líder al servicio de todos

    Una amplia oferta de ataúdes de madera, con la máxima calidad

    La mejor atención y asesoramiento a su servicio

    Un nuevo concepto en servicios funerarios

    Diferentes por cuidar de cada familia

  • Por revistafuneraria
    Oct 31, 2017

    Ante el fallecimiento de un ser querido, todo el entorno familiar se llena de tristeza y se agradece contar con soluciones específicas para resolver todos los trámites derivados de esta situación, que además tienen un coste elevado que puede superar los 3.500 euros dependiendo de la localidad donde se realice la inhumación o incineración. Por eso, contar con un seguro de decesos es una opción que permite, por aproximadamente 130 euros al año (un asegurado) tener cubiertos todos los gastos.

    Este producto ofrece tranquilidad en un momento delicado y para la familia supone un alivio no tener que preocuparse de nada. Tanto es así, que prácticamente la mitad de las familias españolas cuenta con un seguro de este tipo. Así, entre otros aspectos, se hace frente a distintos gastos, como los trámites administrativos, que en caso de no tener un seguro alcanzan los 150 euros, o los derivados de los tanatorios, que parten de los 600 euros. Los desplazamientos, por ejemplo, rondan los 500 euros y el coste de enterramiento o incineración no suele ser inferior a los 900 euros. A todo esto hay que añadirle, gastos, que si bien no son imprescindibles, sí son tradicionales, como flores, esquelas o recordatorios.

    El perfil del cliente que contrata una póliza de decesos es, en su mayoría, mujer (de entre 35 y 50 años) que incluye en la misma póliza a toda la familia, lo paga anualmente y es muy fiel a su compañía de seguros, según un análisis realizado por la compañía Mapfre sobre su propia cartera de clientes.

    Por otro lado, Mapfre ha lanzado recientemente ‘Siempre’, un seguro de decesos que complementa la tradicional cobertura de este producto (féretro, cremación, coche fúnebre, certificados y tasas de inhumación, esquelas, traslados si se precisan, etc.) con ayuda psicológica en caso de necesidad, gestión del testamento, realización de pruebas genéticas en el futuro y más de 30 servicios que las familias pueden utilizar en su día a día.