El Concurso de Cementerios de España 2017 ya tiene ganadores

  • TOP EMPRESAS

    A tu lado. Para tu tranquilidad

    Un líder al servicio de todos

    Una amplia oferta de ataúdes de madera, con la máxima calidad

    La mejor atención y asesoramiento a su servicio

    Un nuevo concepto en servicios funerarios

    Diferentes por cuidar de cada familia

  • Por revistafuneraria
    Oct 05, 2017

    Ayer, miércoles 4 de octubre, se daban a conocer los ganadores de la IV edición del Concurso de Cementerios de España, organizado por la revista Adiós Cultural, editada por Funespaña. Por primera vez se ha producido un empate a 636 votos entre las candidaturas de Castro Urdiales y Sumarcàrcer, por lo que, y tras hacer las comprobaciones pertinentes, comparten el primer premio en esta categoría en la que ha quedado tercero el cementerio de Luarca, según señala la organización en un comunicado remitido a Revista Funeraria.

    En Mejor monumento ha ganado Alcantarilla, quedando segundo y tercero Bolvir y Monturque. Con respecto a la Mejor actividad de puertas abiertas, el galardón ha sido para Lugo, y han quedado por detrás Monturque y Avilés. El premio a la Mejor iniciativa medioambiental ha recaído en el cementerio de Teguise, en Lanzarote.

    Joaquin Araújo, que preside el jurado de estos premios ambientales explica así la decisión: “Consideramos que la candidatura de Teguise (Lanzarote) merece el premio al mejor planteamiento ambiental fundamentalmente por su originalidad. Por incluir dos aspectos escasamente tenidos en cuenta y demasiadas veces considerados, erróneamente, como no vinculados a los planteamientos ecológicos. Porque el paisaje en su conjunto y cualquiera de los comportamientos a él ligados que no supongan alteraciones sustanciales del mismo, son algunos de los principales objetivos de la conservación del entorno. Si además supone la recuperación de una servidumbre de paso destinada a comunicar el cementerio con poblaciones añadimos un valor antropológico cultural que siempre debería ser considerado como íntimamente ligado a usos correctos. Frente a las infraestructuras que acaban alterándolo todo, los caminos de herradura, las cañadas y veredas y ahora esta senda, suponen modos de desplazamiento totalmente acertados. Lanzarote ya ha dado muchos ejemplos de sensatez en todo lo relacionado con el respeto a sus tradiciones. Recuperar el Vía crucis de Teguise refuerza el respeto que en aquella isla se tiene por su arquitectura popular, los cultivos más exigentes o la conservación de sus espacios naturales. La isla entera es una reserva de la Biosfera y esta iniciativa redunda en los fines de esa figura de protección”.

    Los premios concedidos son 3.000 euros al Mejor cementerio, 2.000 a la Mejor iniciativa medioambiental, 1.000 al Mejor monumento y 1.000 euros más a la Mejor actividad de puertas abiertas. También se concederá una placa de reconocimiento a los clasificados en segundo y tercer puesto de cada categoría. La cuantía del premio será abonada al organismo, asociación o persona que ostente la titularidad del recinto u obra premiada tras aplicar la correspondiente retención legal. Asimismo, las candidaturas presentadas se incorporarán a la Ruta de Cementerios de España, a la que también se puede acceder a través de la página web de la revista

    Adiós Cultural convoca el concurso con el objetivo de reconocer el interés histórico, social, medio ambiental, artístico y patrimonial de los cementerios españoles; reivindicarlos como lugares llenos de vida y de recuerdo de la gente que los habitó, siendo una parte muy importante de la ciudad que debe ser conservada y valorada. También se persigue concienciar a la ciudadanía del importante patrimonio que albergan estos recintos y fomentar su potencial como recurso turístico.

    Con respecto al premio a la Mejor historia documentada, el jurado entendió que, según especifican las bases del concurso, ninguna de las candidaturas cumplía las bases para optar a este premio, y que, algunas de ellas, ni siquiera contaban historias ocurridas en el cementerio, sino fuera del mismo. Por tanto, el jurado decidió retirar la categoría en esta edición 2017.

    LOS GANADORES

    Mejor cementerio

    Castro Urdiales (Cantabria)

    El cementerio de Castro Urdiales está declarado Bien de Interés Cultural (BIC) con la categoría de Monumento desde 1994. Ubicado en Ballena, fue proyectado por Alfredo de la Escalera y Amblard, arquitecto diocesano y provincial entre 1885 y 1888, y su tipología es de cementerio marítimo. El camposanto representa un modélico ejemplo de actuación urbanizadora, reuniendo un conjunto de monumentos funerarios de excepcional calidad en diferentes estilos. En su paisaje se acumulan perspectivas de elementos verticales, de pequeños cuerpos arquitectónicos como panteones, y se utiliza el recurso de las distintas calles que se dirigen a los cipreses y a la vegetación en general. Son referentes característicos de esa innata arquitectura de final de siglo, que envuelve la imagen del cementerio decimonónico enclavado en la corriente del romanticismo.

    Sumacàrcer (Valencia)

    Este cementerio parroquial (1918-1922) está la localidad valenciana de la Solana del Castellet, a los pies de la montaña del Castell de Peñarroya, y se integra en el paisaje ofreciendo espectaculares vistas y panorámicas al río Júcar, las montañas del macizo del Caroig, los campos de naranjos y el término municipal de Sumacàrcer. Fue mandado construir por el párroco Alejo Sendra Tarrazó en 1918 y ofrece un paisaje necrológico de gran singularidad, formado por un conjunto arquitectónico y escultórico monumental.

    Mejor monumento

    Alcantarilla (Murcia)

    El monumento funerario a Blanca Martínez León, realizado en piedra fundida de color blanco y de 6 metros de altura, es obra del escultor Anastasio Martínez Valcárcel, nacido en Murcia en 1941. Fue creado en 2012, tras la muerte de su hija pequeña Blanca, que fue víctima de una negligencia médica.

    Mejor actividad de puertas abiertas

    Lugo

    El cementerio municipal de San Froilán presenta una candidatura “en línea con las tendencias europeas y con el fin de acercarlo a la ciudadanía para alentar y potenciar su disfrute en vida como un como un lugar de paz, tranquilidad, consuelo y reflexión; como un lugar en el que poder disfrutar del patrimonio histórico cultural y observar el rastro de la evolución social a lo largo del tiempo. Pretendemos difundir y potenciar el sentido positivo de la vida, del ciclo de la vida y, como parte de él, de la muerte y del duelo analizado bajo el prisma de la resiliencia”, señalan representantes del camposanto.

    Mejor iniciativa medioambiental

    Teguise (Lanzarote)

    El objetivo de este cementerio es recuperar el vía crucis que durante siglos jalonó el camino de difuntos que transcurre desde Tiagua a Teguise, restaurándolo, catalogándolo y haciendo levantamiento fotográfico, cartográfico y descriptivo. La finalidad última del proyecto es salvar las señas de identidad que implica para la historia municipal conservar uno de los antiguos senderos recorridos por los cortejos fúnebres de los distritos del noroeste del municipio en la época en la que el cementerio capitalino de Teguise era el único de la isla, y más tarde, hasta bien avanzado el siglo XX, en que seguía siendo utilizado por los vecinos de Tiagua con el mismo fin.