El Cementerio de Les Corts recibe el premio B:SMedi Ambient

  • TOP EMPRESAS

  • Por Redacción1
    Sep 23, 2015

    El Cementerio de Les Corts, gestionado por Cementiris de Barcelona, ha ganado la VI edición del Premio B:SMedi Ambient, que reconoce anualmente la iniciativa municipal que más contribuye a hacer de la Ciudad Condal una ciudad sostenible.

     El galardón, por el que también competía el proyecto pedagógico Tibinet del Parque de Atracciones Tibidabo o el plan estratégico de conservación del erizo oscuro del Zoo de Barcelona, premia la conversión del Cementerio de Les Corts en el primer equipamiento autosuficiente de la capital catalana. Concretamente, el recinto funerario inauguró en septiembre de 2014 una instalación fotovoltaica para el suministro eléctrico y una instalación solar térmica para la producción de agua caliente sanitaria, además de renovar la instalación de climatización y los sistemas de iluminación con led. Estos equipamientos reducen el consumo energético global del cementerio en un 30% y evitan la emisión de 33,5 toneladas de CO2 anuales a la atmósfera.

    El premio B:SMedi Ambient, que recogió Jordi Valmaña, director general de Cementiris de Barcelona el pasado 19 de septiembre, reconoce, en palabras del jurado, que el proyecto incluye las mejoras ambientales más importantes y evidenciables para la ciudad. En este sentido, cabe destacar que la instalación fotovoltaica del Cementerio de Les Corts proporciona el 90% de la demanda de electricidad del recinto funerario y funciona de manera autónoma a la red eléctrica la mayor parte del tiempo. Respecto a la instalación solar térmica, ésta permite cubrir el 90,77% de las necesidades de agua caliente sanitaria.

    Comprometidos con la sostenibilidad El compromiso de Cementiris de Barcelona con el Medio Ambiente y las energías renovables se ha puesto de manifiesto en diferentes actuaciones los últimos años. Ya en 2014 se instalaron dos puntos de carga gratuitos para vehículos eléctricos: uno en el Cementerio de Poblenou y otro en el Cementerio de Sant Andreu.

    Antes de poner en marcha la conversión del Cementerio de Les Corts, CB inauguró en 2011 una instalación de energía solar fotovoltaica en el Cementerio de Montjuïc. El equipamiento, ubicado en la cubierta de ocho bloques de nichos cercanos al crematorio, ocupa una superficie de 700 m2 y permite reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera en 135 toneladas, de SO2 en 369 kilos y de Nox en 246 kilos.

    Asimismo, los cementerios barceloneses fueron pioneros en el Estado español en la utilización de los filtros de dioxinas. Los dos filtros de dioxinas instalados en el Crematorio de Montjuïc y el filtro ubicado en el Crematorio de Collserola reducen al mínimo la emisión de polvo, gases contaminantes y metales pesados. La instalación de estos filtros, así como la puesta en funcionamiento de un nuevo horno crematorio, que se suma a los cuatro de Montjuïc y los tres de Collserola, se llevaron a cabo para dar respuesta a la creciente demanda de incineraciones producida en los últimos años.